viernes, 10 de diciembre de 2010

Mire Doctor, el caso es que tengo una amiga que...

Se abrió la puerta de la consulta y la veterana enfermera salió al pasillo, miró un papel y levantando la vista dijo: "¿Mr Rific?"
Entré y tomé asiento. El Doctor Robert anotó algo en su bloc, preguntó qué me traía por allí y (sonriéndole) comencé a relatar mi historia.

"Pues mire, he venido más que nada para que me informen de primera mano... hay demasiadas opiniones sobre esto que me preocupa y prefiero consultarle a usted antes que hacer caso a cualquiera de las numerosas versiones que circulan... en fin, le pondré en antecedentes.

Mire Doctor, el caso es que tengo una amiga que... hace aproximadamente quince días le salieron unos bultitos por el cuello, de tamaño considerable... le subió la fiebre de manera extraña durante unos días, sufría de nauseas, etc... acudió un par de veces a Urgencias y allí le hicieron varios análisis y pruebas, entre ellas la de la mononucleosis, que dio negativa.
En uno de los días en que se encontró mejor ella y yo quedamos... y bueno, mantuvimos relaciones... al día siguiente tuvo una recaída febril y acudió nuevamente a Urgencias, volvieron a hacerle pruebas y esta vez sí le diagnosticaron mononucleosis...

Mi pregunta Doctor, como podrá imaginarse, es sobre las probabilidades que existen de haber sido contagiado... ¿hoy es martes no? Pues hoy hace justo una semana que ella y yo... y seguramente sea aprensión, no lo sé, el caso es que ayer durante un rato tuve un remusguillo extraño en la garganta e incluso creí tener fiebre unos minutos…"


El médico me interrumpió y comenzó a explicarme de un modo científico en qué consistía esa enfermedad, tan común entre la gente joven...
"Ya he oído eso de que afecta a los más jóvenes –intervine- pero como yo estoy en esa edad tan particular en la que para ciertas cosas todavía soy joven, pero para otras soy un carcamal…"

"El riesgo de contagio existe, es evidente –prosiguió- ...pero habrá que confiar en que su sistema inmunológico pueda hacerle frente. De momento hasta que no presente ningún síntoma no se puede hacer nada, los reconocerá ya que son similares a los de la gripe común... en caso de que se manifiesten vuelva por aquí y ya haríamos la correspondiente analítica, etc..."

"¿Y cuánto tiempo podría tardar esta cosa en asomar la patita? -insistí- ¿Para cuándo debería dejar de preocuparme...?"

El médico se puso serio y mirándome fijamente sentenció: "Dejar de preocuparse... ya mismo. Y como período de cierta precaución, pues quince días".

Según me levantaba para irme no pude evitar querer satisfacer una delicada curiosidad final.
"Ehm, tan sólo una última cosa Doctor... mmm, con la chica esta, la de la mononucleosis infecciosa... imagino que mientras no le den el alta... nada de "relacionarse" ¿no?... ¿o quizás con la debida protección...?"

Por primera vez a lo largo de nuestra charla, el doctor Robert sonrió mientras recetó: "mejor que no"


Más tarde, camino de mi casa, no pude evitar concentrarme cruzando los dedos para no tener en esos quince días ni un triste catarro, ningún motivo de alarma... ¿dos largas semanas de cuarentena?

¿Y si llamo para salir este finde a aquella cabrona que se pasó tanto de lista conmigo hace unas semanas? Por si acaso...


24 comentarios:

Te susurraré... dijo...

Y? La llamaste? Hubiera sido una buena venganza! Jeje.

Ana dijo...

Jajajajaj eso te pasa por liarte con chicas jóvenes.
Esperemos que pase tu periodo de mononucleosis, eso sí aunque no te morrees con nadie tampoco compartas vaso. Mi hermano la tuvo este invierno y es un rollamen.
Tendrás que esperar más de un mes en poder "comerle la boca" a tu amiga, pero siempre se pueden hacer otras cosillas.

Un beste.

Vir dijo...

HOla Rific! Lo primero perdona!, parece que solo paso por tu blog cuando tú pasas por el mio pero es que se me olvida por completo si no comento nada más que publicas! Me pasa con todos!
Pero qué es esto de la mononucleosis que salen bultos, suena fatal! Es lo que pasa cuando no se tiene pareja estable, que eres propenso a que te salgan cosas raras un besote!!

Dama del Castillo dijo...

¿Dos semanas en cuarentena? bueno... mira el lado positivo: tienes tiempo para dedicarlo a desarrollar otras facetas no carnales de la vida... No suena nada tranquilizador, ¿verdad? En ese caso, ánimo, que ya te queda un día menos.

Acabo de llegar y me voy a dar una vuelta por el blog, porque veo que no tiene desperdicio...

Un saludo.

Aitor Maiden dijo...

Si es que no se puede meter el canario en cualquier jaula. Ains!

Aprovecho para comunicarle que he puesto un enlace en mi blog que lleva directamente al tuyo, así, en un plás, y porque me ha salido de los pies, porque mi blog solo enlaza con blogs que molan, y el tuyo mola. Asín que no se hable más.

Mr. Rific dijo...

TE SUSURRARÉ: Sí, la llamé... y podría decirse que me tomé la revancha. Sin embargo no le contagié nada, mi sistema inmunológico acabó resultando ser más fuerte que mi voluntad :)

ANA: Mi amiga por lo visto lo pilló por compartir vaso con su primita, eso me dijo al menos... Yo no me contagié, aún así guardé el preceptivo "luto" y me mantuve alejado de ella, tanto, que cuando le dieron el alta ya no quiso contagiarme nada más...

VIR: Sí, se conoce comunmente como "La Enfermedad del Beso".
Cuando pensé que podría estar infectado me consolé al recordar que personajes ilustres, como mi adorado Roger Federer, también la padecieron.
Promiscuidad aparte, por suerte me libré.

LA DAMA DEL CASTILLO: No sé, a las facetas no carnales de la vida ya les dedicamos demasiado tiempo, ¿no crees?
Por suerte la entrada hace referencia a un acontecimiento pasado, así que estas navidades podré compartir vaso, botella o cigarrillo sin cometer ningún delito de salud pública :D

Bienvenida al Blog, fisga cuanto quieras y acepta la tradicional Fanta de recibimiento. ¿Naranja o Limón? :D

AITOR MAIDEN: En una de mis pelis favoritas de Woody Allen (que aprovecho para recomendarte), CELEBRITY, el prota está en un bar con una escultural y jovencísima Charlize Theron, tratando de ligar... ella estornuda y se queja de su catarro, diciendo al tio que no se acerque demasiado por los gérmenes.
Él contesta que por ella se contagiaría hasta de cáncer terminal.
Exageraciones aparte, situaciones como esas (sin Charlizes Therones, of course) no me han sido ajenas y (toco madera) aquí sigo vivito y coleando.
Demasiado poco escrupuloso salí...

Muchas gracias por el enlace Aitor, ya que estando donde está, sólo lo verá gente de nivel ;)

Raúl dijo...

Me gusta cómo has contado la historia. Y buen detalle el llamarle ahora 'dr. Robert', por la canción de los Beatles. En cuanto a la venganza (buena idea), me da que pensar que tienes algo así como una agenda de ex-citas y de personas posiblemente disponibles en caso de urgencia, ¡como en las pelis! XD Qué suerte tienen algunos :P

Luna dijo...

Que cosas te pasan chico!!!! jajaja, Es que menuda suerte!! menos mal que dos que leí quedaron en anécdota sino más te valía no salir de tu casa jaja . Un besooo

Mr. Rific dijo...

RAUL: El nombre del doctor sí que era Roberto... pero no pude evitar la licencia beatlemaníaca.
La condición de "usar y tirar" de cierta gente en algunas agendas es una circunstancia recíproca, ellas me toman tan en serio como yo a ellas y si alguna vez la cosa se tercia, se puerde llegar a obrar en consecuencia. Sin dramatismos.

LUNA: Si juegas con fuego existe ese riesgo... pero yo me lo tomo desde una perspectiva humorística, ¿mecanismo de defensa quizás?
El caso es que resulta :)

Melvin dijo...

Bueno, bueno creo que los riesgos y los límites son tan atractivos como el deseo de venganza... ¿Por qué nos gusta jugar de esa manera? ¿El sentimiento hipocondríaco es una manifestación común e inevitable ante el temor? ¿Los doctores son siempre una proyección paternal? ¿En las inseguridades más latentes cuando rozamos el patetismo de la existencia... tenemos todos un alter ego con cara y psique de Woody Allen? Sea como sea, un abrazo no contagioso.

neko dijo...

Me alegro de que no fuera nada al final! tienes un buen sistema inmunitario, pero un pelín hipocondriaco si que pareces :P

El año pasado justamente un amigo pillo el virus este por liarse con una tia. Que ojo, mogollón de tiempo a dos velas y le salió mal el asunto.

Por cierto, dos semanas??? solo dos semanas son duras para tí? que jeta tienes, ya quisieran muchos! jajajaja

Zips dijo...

Bueno, bueno... Si al final todo ha quedado en un susto, pues mira... Ese buen rato que te llevaste, no?
Pero bueno, para la próxima, además de si estudia o trabaja, habrá que interesarse por si está resfriada o es otra cosa...
Me alegro de que quedara en un susto!

elenaazcarate dijo...

Si es que por esos bares se puede pillar cualquier cosa, es mejor no pensarlo y disfrutar de ello.
Con las precauciones básicas, claro.

Mr. Rific dijo...

MELVIN: Quizás es algo tan simple como que los instintos primarios son los más poderosos... y muchas veces cuesta más hacer caso al sentido común que a la llamada de la jungla.

NEKO: ¡Qué mala suerte lo de tu amigo! Pero no te creas que es algo raro lo que le pasó, rara vez se ponen fin a las malas racha saliendo por la puerta grande.
Poco a poco...

ZIPS: Jeje, tomo nota del consejo, pero me temo que preguntar por antecedentes clínicos o entrar con una frase del estilo: "perdona guapa, ¿te has hecho algún chequeo médico últimamente?"... no iba a dar los frutos deseados.
Mejor no pensar tanto, los sustos de todos modos acaban siendo los que menos :D

ELENAZCARATE: Eso es, y si se pilla esta enfermedad que al menos sea "en batalla", no por compartir vaso con tu prima o similar... ¡qué horror!

neko dijo...

Creo que si comienzas a preguntarles a las tías si tienen alguna enfermedad de la que puedan comentarte algo, tendrás poco que contar en este blog :P

Lo bueno de esa enfermedad es que se supone que si la pillas una vez quedas inmunizado. Que pena no haberla pillado de cría...

Melvin dijo...

En ocasiones nos vestimos la piel del animal y la razón se queda en un cajón de la cómoda. Sí, debe ser eso...

Mr. Rific dijo...

NEKO: Déjate de eso de "qué pena no haberla pillado de cria"... que por lo que me contaron la convalecencia debe ser bastante chunga.
Malos tragos los justos :)
Hablar de enfermedades nunca fue particularmente seductor, pero también he conocido alguna chica que tenía ese tema entre sus preferidos...

MELVIN: Solemos pensar que somos mucho más inteligentes que nuestros ancestros los simios... sin embargo la diferencia existente entre su ADN y el nuestro no llega al 2%.
Un dato como ese explica tantas cosas...

Sonámbulo dijo...

Mr. Rific, igual me expresé mal, estaba de broma con eso de la agenda, en ningún momento quise criticarte eso de los contactos o conocidos sexuales de 'usar y tirar', ya sé que es recíproco, y en muchos casos debe ser lo preferible. Si dos se lo pasan bien, ¿dónde está el problema?

Mr. Rific dijo...

SONAMBULO: Tranqui que no me sentó mal, y problema... ¡ninguno! :)
Mi agenda no es que rebose eh, pero con ciertos contactos es como con otras tantas cosas, si no pruebas suerte nunca se sabe...

Melvin dijo...

Vaya, aún no he podido olvidar las impactantes imágenes de un capítulo de "Planeta tierra" en el que una manada de chimpacés de la selva del Congo persiguen, apalean y devoran a una intrusa desmontando los esquemas de todos los biólogos que afirmaban que no son colectivos, territoriales, ni carnívoros... Ejem, bueno, a veces los animales también se visten de humanos...

panterablanca dijo...

Hipocondríaco!!, jijijiji!!
Besos selváticos.

Mr. Rific dijo...

MELVIN: Para mi la peor clase de animal es el ser humano, sobre todo en el hábitat de un mitin político.

PANTERA: ¡Que no soy hipocondríaco! Bueno, quizás un poquito...
Propósito de año nuevo número 63: "tratar de poner menos a prueba mi sistema inmunológico" :)

Princesa Negra dijo...

En serio no puedes pasar 15 días sin un revolcón?

Mr. Rific dijo...

PRINCESA NEGRA: ¡Claro que sí puedo! Pero reconozco que llegados los 10 días empiezo a ponerme inquieto...
(es broma)