jueves, 23 de enero de 2014

"Pero... ¿y si fuera un Alien?"

PRÓLOGO:

Yo tenía diecisiete o dieciocho años. Mi amigo David me llamó por teléfono un sábado a mediodía bastante emocionado, por lo visto conocía a una chica de coincidir con ella paseando al perro en el parque debajo de su casa, hablaban de vez en cuando, etc... pero esta vez se había atrevido a preguntarle por dónde saldría esa noche y si eso poder verse para tomar algo...

Ella estaría en cierto bar a tal hora, acompañada de una amiga... ahí es donde entraba yo.
"Pues eso Rific, que tú te vienes conmigo -dijo- hoy la liamos... la chica del perro está bastante buena así que su amiga fijo que te gusta... además, ¡son mayores! Tendrán 21 o 22 años por lo menos... ¡hoy la liamos Rific!"


LA CITA:

Sí, la chica del perro estaba buena... y su amiga no estaba del todo mal... pero desde el primer minuto la situación fue bastante absurda.
Para empezar creo que mi amigo se había emocionado en exceso y lo que él pensaba que era una especie de cita realmente era "bueno, pues si estás por allí ya nos veremos..."
Resultó evidente por la cara que ambas pusieron al vernos... A pesar de ello no reaccionaron del todo mal al ver que nos pegábamos a ellas como putas lapas.

Sí, eran chicas mayores... no pude evitar tener cierta sensación de fracaso preventivo, mi falta de fe debió de resultar evidente en todos y cada uno de los torpes pasos que di... si a ello le sumamos la alocada euforia de David podría decirse que nuestro dúo aquella noche no estaba destinado a dar una de sus mejores representaciones.


Hacía buena temperatura, estuvimos compartiendo un cachi en la calle, conversando... mi amigo era poco hablador y yo pensaba que no teníamos nada que hacer con esas chicas, nos mostramos tan súmamente sosos que las chicas comenzaron a dialogar entre ellas como si no estuviéramos presentes... quizás se pusieron nerviosas (o querían espantarnos) porque dijeron muuuchas chorradas, de vez en cuando David y yo nos mirábamos y no dábamos crédito... llegué a insinuarle discretamente que después del cachi nos fueramos a nuestra bola pero él se opuso... "aquí a pie de obra hasta el final", sentenció.

La gran frase por la que esa noche pasaría a ser recordada la pronunciaría la amiga de la chica del perro.
Sonaba una canción de cierto artista de moda y ambas se entusiasmaron... la chica del perro dijo que le encantaba ese cantante, que se iría con él a la cama sin dudar... su amiga empezó a interrogarla acerca de esa posibilidad: "pero si es un drogadicto"... a la otra le daba igual... "pero si es un borrachoooo"... a la otra no podría importarle menos... "pero si tú no hablas ingléeessss", a la otra no le hacía falta saber ese idioma... "pero si vive en Estados Unidooosss", la otra estaba dispuesta a cruzar el charco, nada podría impedirselo...

Pausa dramática, la amiga reflexiona... de repente encuentra un impedimento aparentemente irrefutable: "pero... ¿y si fuera un alien? ¿Eh? ¿Si lo fuera te acostarías también con él?"
La otra se quedó mirando con gesto pasmado... "¡pues claro tia!", dijo antes de rematar el cachi.

Recuerdo que David empezó a descojonarse sin ningún disimulo, "por dios sácame de aquí", susurré a su oído... "de eso nada -insistió- ¿has visto? Estas chicas se follan cualquier cosa... esta es nuestra noche de suerte..."


DESENLACE:

Los cuatro fuimos a otro bar, estaba petadísimo así que íbamos en fila india, avanzando de perfil... me precedía la amiga de la del perro y para mi sorpresa me agarró la mano durante la incursión, se giró y sonrió... "¿Tendrá razón David? -pensé- ¿deberé confesar a esta chica que procedo del planeta Vulcano para que me lleve a la cama... o bastará con un par de cervezas más?"

De repente me invadió un extraño optimismo... nos pusimos los cuatro en el fondo del bar, estuvimos charlando otro poco, cada vez más cerca... lo natural era que yo diera el paso en falso pero no, David se adelantó.


Se puso medio a bailar con la del perro e intentó besarla... la cobra fue bestial.
David nunca fue de los que se toman esas cosas con filosofía, presa de la "indignación" montó un pollo bastante considerable y el resultado de la escenita fue la natural estampida de ambas chicas hacia la puerta en menos que canta un gallo.

"Vas a tener que buscar un nuevo parque para pasear al perro", comenté a David...
"Ni de coña. Que lo busque ella...", fue su respuesta.


LOS SIGUIENTES DIECISÉIS AÑOS:

La autora de la frase del Alien ha trabajado durante muchos años en la taquilla de cierto cine de mi ciudad.
Durante todo este tiempo lo he frecuentado bastante y siempre que me he acercado a sacar la entrada ella ha hecho como que no me conoce... especialmente gracioso fue el día que ella me dio la entrada para "Alien Vs Predator". pero dudo mucho que ella recuerde la razón de mi cachondeo durante el proceso de la compra.


HOY:

Hoy he entrado en el gimnasio y lo primero que he visto es a esa chica ejercitarse en una esquina, acompañada de su pareja... ambos asesorados por el monitor, por lo visto se trata de su primer día.

Ella me ha visto, nuevamente ha hecho como que no me conoce, pero hoy ha fingido especialmente mal...


19 comentarios:

Sistersoul dijo...

menos mal que tengo confianza con el jefe porque llevo un buen rato riéndome...te has superado Rific, grandisimo!!!

:)

Mr. Rific dijo...

SISTERSOUL: Menos mal, si este blog fuera causante de conflictos laborales no me lo perdonaría :)

Sistersoul dijo...

El tiempo te enseña a hacer malabares tras la pantalla :-)

Mr. Rific dijo...

SISTERSOUL: Espero que, malabares aparte, recuerdes al final de cada jornada borrar el historial de páginas visitadas. No todos los trabajos permiten pausa para el café... o para una Fanta ;)

ivan dijo...

Pareja de atacantes, tridente ofensivo o póker de arietes. Al final una mala jugada de otro te puede dejar fácilmente fuera de juego a ti.

Yo con el paso de los años ya solo juego el uno contra uno.

Una entrada muy divertida

Mr. Rific dijo...

IVAN: Yo también pertenezco a ese grupo de jugadores ofensivos que con el paso de los años dieron un paso atrás en el planteamiento táctico... sin duda en solitario se dirige mejor el juego, al menos el propio ;)

Sistersoul dijo...

Rific desde que descubrí "Navegar en modo incognito" no hay huella que se resista...es un gran aliado :-)

La Maripili dijo...

Ha fingido especialmente mal....yyyy????? ostras! me he quedado a medias! pensé que contigo eso nunca me pasaría, Rific....:-C

Mr. Rific dijo...

SISTERSOUL: Yo en mi curro es que directamente no navego, es absolutamente incompatible con mis tareas... y casi lo agradezco :)

LA MARIPILI: Pues eso, que en los años siguientes al incidente desde la taquilla perfeccionó su técnica de "si te he visto no me acuerdo", pero se ve que no estaba preparada para enfundarse el chandal, ir con el marido a sudar la camiseta... y que lo primero que viera en el gimnasio fuera al viejo aprendiz de Alien procedente de las profundidades de los años 90... gesto revelador el suyo :)

Aquello noerayo dijo...

Nunca entenderé esa necesidad de fingir.

Mr. Rific dijo...

AQUELLO NOERAYO: La capacidad de olvido, aunque sea selectivo, es un maravilloso mecanismo de autodefensa... quizás sea más necesario de lo que parece, quien no aparte la vista ante ciertos encuentros de vez en cuando que tire la primera piedra :)

Pio dijo...

Jajajaja, estuvo sembrada la verdad al soltar lo del alien. La juventud es muy mala para ciertas cosas y más si haces o dices algo y encima ves a alguien que te lo recuerda.

Mr. Rific dijo...

PIO: Cierto, yo tengo muchas frases desafortunadas pero esta del alien no creo que lo sea tanto... de hecho la recuerdo con relativa ternura, prefiero chicas que salen por ahí antes que ciertas actitudes altivas o prepotentes.
Vamos, que prefiero que una chica me rechace por no ser humano antes que por no tener coche o moto :)

Pio dijo...

Si claro, me refería en general, creo que más que por la frase fue el momento, lo que ella ahora relaciona, ¿puede ser? Bueno fuese lo que fuese, la verdad es que tuvo ingenio.
Seguro que si te rechazan por alien, vas a estar ahí dando el callo hasta conseguir a la muchacha :D

Pio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mr. Rific dijo...

PIO: Alien, lo que se dice alien, no... pero por "bicho raro" te aseguro que me han rechazado infinidad de veces!!!
Visto así no me queda otra que solidarizarme con la causa extraterrestre...

Sistersoul dijo...

El mundo femenino no sabe el "alien" que se pierde contigo ;-)

Mr. Rific dijo...

SISTERSOUL: El mundo femenino por regla general hace bien ignorando al presunto alien que escribe estas líneas, la mayor parte de las veces se lo merece :)

Kike dijo...

Tal como lo cuentas yo creo que de quien debería acordarse (para mal) o ignorar es a tu amigo. Y sin que por tu parte supusiera una traición hacia él y teniendo localizada a la chica, ¿qué mejor excusa para entrarle que aclarar/pedir disculpas por aquel incidente? Yo incluso le pediría prestado el perro a David para pasearlo por ese parque, aunque comprendo que seas tú quien saque las entradas cuando vayáis a ese cine.