lunes, 30 de abril de 2012

Vacaciones en el Mar (2ª parte): "ROMPEOLAS"

(VIENE DE LA ENTRADA ANTERIOR) -PINCHE AQUÍ PARA LEERLA-

"Ya sé que no te interesa pero voy a contarte mi vida", dice abriendo una lata de Mahou Clásica y tumbándose a mi lado desnuda sobre la cama.

Me dice que lleva unos pocos meses bastante perdida, que acaba de divorciarse... me habla de su marido (un transportista con cierta afición a bajarse al moro y hacer numerosas paradas técnicas en clubes de alterne), de lo que le ha costado mandarle a paseo y de las recaídas que ha tenido recibiéndole en casa (y cama) alguna que otra mañana mientras sus hijos estaban fuera...

"¿Hijos?", pensé en voz alta antes de preguntarlo.
"" -contesta- el menor tiene diecisiete años y la mayor diecinueve... van fatal en el instituto, repetidores los dos y encima este año les han puesto en la misma clase..."


Me incorporo y observo bien a aquella mujer, habría jurado que no tiene más de treinta y cinco años pero de repente no me salen las cuentas...
Soy consciente de mi falta de cortesía pero igualmente pregunto cuántos años tiene... "dentro de un par de meses cumpliré cuarenta y uno, ¿tú?", responde.
"Sólo cinco menos", miento, realmente me saca casi nueve...

- - - - - - - - - -

Volvemos a hacerlo. A continuación enciendo la radio, sintonizo una emisora musical y propongo sacar otro par de cervezas del frigo... pero ella prefiere que bajemos a un bar y así "me invita a algo pagando la apuesta del baño en la playa".
Nos vestimos y bajamos.

Se ve que sigue descolocada por todo lo sucedido en el último par de horas. Pedimos un par de jarras, nos sentamos y ella comienza a presentarme (a su modo) un innecesario alegato de defensa: "me has liado que no veas", arranca... y prosigue contándome lo que le costó a su marido conseguir primero quedar con ella, más tarde ser su novio y finalmente llegar al sexo.

"Los tiempos cambian -comento- ...y además, según maduramos aprendemos a desdramatizar ciertas cosas..."

Vuelve a hablarme de sus hijos, del chico todo el día enganchado a la consola y de la chica que apenas para por casa, saliendo habitualmente con chicos mayores... "seguramente mi niña venga con los amigos a la gran fiesta que se hace aquí en jueves santo", me dice antes de dar un trago largo a la jarra.

"¿Cómo es tu hija, se parece a ti?", pregunto procurando que no se note demasiado lo que pasa por mi sucia mente...
"¡Es mi misma versión veintidós años rejuvenecida!", ríe a carcajadas, ya parece más relajada... con la cerveza se le suelta la lengua y mientras yo comienzo a imaginarme lo que sería ligar con madre e hija en la misma semana ella inesperadamente me confiesa que su marido fue el primer novio que tuvo, que después del divorcio se acostó una noche con otro con lo que al parecer... soy el tercero de la lista.

- - - - - - - - - -

Con la siguiente ronda nos enrollamos otro poco en la penumbra del local, pero el ambiente propicio no dura demasiado... de repente quitan el hilo musical y una de las camareras anuncia el comienzo de la tradicional sesión nocturna de karaoke.

Las canciones elegidas por la mayoría de participantes son bastante tristonas, todas baladas (y de las menos conocidas) de artistas tan vigentes y marchosos como José Luis Perales, Juan Pardo, Dyango, Mocedades, Mari Trini...

A pesar del cadencioso repertorio, la gente le echa ganas y resulta divertido verlos en acción... hasta que por desgracia cierto sujeto (sin duda enviado desde el mismísimo infierno) sube al estrado y comienza a cantar una canción de (otro imprescindible para animar funerales) Ricardo Arjona.

El título de la pieza: "Señora de las cuatro décadas".


Mi acompañante al principio no dice nada pero su rostro sufre una inquietante metamorfósis mientras escucha al inoportuno fulano canturrear frases tan delirantes como:

Señora de las cuatro décadas
y pisadas de fuego al andar,
su figura ya no es la de los quince
pero el tiempo no sabe marchitar ese toque sensual,
y esa fuerza volcánica de su mirar

Señora de las Cuatro Décadas permítame descubrir,
que hay detrás de esos hilos de plata
y esa grasa abdominal que los aeróbicos no saben quitar.

Señora, no le quite años a su vida
póngale vida a los años que es mejor
Señora, no le quite años a su vida
póngale vida a los años que es mejor
porque nótelo Usted, al hacer el amor siente las mismas cosquillas
que sintió hace mucho mas de veinte
nótelo así de repente,
es Usted amalgama perfecta entre experiencia y juventud.

Señora de las Cuatro Décadas,
Usted no necesita enseñar su figura detrás de un escote
su talento esta en manejar con mas cuidado el arte de amar
Señora de las Cuatro Décadas,
no insista en regresar a los treinta
con sus cuarenta y tantos encima deja huellas por donde camina
que la hacen dueña de cualquier lugar............


- - - - - - - - - -

Con la enésima repetición del estribillo observo como mi nueva amiga, hasta el momento jovial, exultante, juvenil... envejece a ojos vista al compás de la interminable canción.

Me entran ganas de cogerle la mano y sacarla del bar... de arrojar mi jarra vacía directa al cráneo del cantante... de gritar "¡fuego!" y desviar la atención... de subir al escenario e inventarme cualquier otra letra...



"¡Pero qué canción más deprimente por Dios!", exclama mi acompañante llevándose las manos a la cabeza...
"¿Ah sí? -pregunto indiferente, señalando un cartelito en una columna con el listado de precios de pizzas, sandwiches y hamburguesas- ni me había dado cuenta, si te soy sincero no la estoy escuchando... ¿te apetece cenar algo?"

- - - - - - - - - -

Tras la penosa canción le cuesta remontar el ritmo de la cita, el cansancio acumulado tampoco ayuda (vino por la tarde para darse un simple baño y ya era casi medianoche).
No quiere que pidamos nada para comer y media hora después la acompaño hasta el coche.

Nos despedimos con un beso, dice que cuando llegue a casa me hará una perdida... cuarenta y cuatro minutos después cumple su promesa.

- - - - - - - - - -

El jueves santo mientras me ducho, afeito y preparo para salir a la gran fiesta no puedo evitar fantasear con la posibilidad de cruzarme y conocer a su hija... "sería una entrada del blog legendaria", pienso.

Por desgracia no tuve esa suerte, pero la noche también acabaría siendo glosada... -AQUÍ-
 

20 comentarios:

Laura dijo...

¡Joe, qué panorama! Desde luego, hay canciones de lo menos apropiado que suenan en los momentos más inoportunos.
Besitos y feliz fín de puente.

Mr. Rific dijo...

LAURA: Es que aparte de poco apropiada... ¡me parece horrorosa!
Pero por lo visto es un tema de lo más popular con lo que no hablaré demasiado alto :)
¡Feliz 1 de mayo!

La Maripili dijo...

pues tenías razón cuando decías que el final iba a ser sorprendente.
Llámame tonta, pero aunque no digo que no sea horrorosa, la letra no está tan mal, no? será que me acerco a los 40 y necesito que me digan que mi decrépito cuerpo aún se merece un homenaje.

Mr. Rific dijo...

LA MARIPILI: Para mi una canción (que no sea de artistas de cachondeo en plan Mojinos, No me pises..., Gigatrón, Gandules, Reno Renardo, etc) con pretensiones románticas que incluya menciones a "la grasa abdominal que los aeróbicos no saben quitar"... como mínimo me parece un atentado al buen gusto.
Espero que todos los homenajes que merecidamente reciba tu cuerpo no incluyan versos ni serenatas del Arjona de turno ;)

Martina dijo...

Rific... jajajajaja ¡Eres mi héroe! Me parto con tus aventuras :).

Mr. Rific dijo...

MARTINA: La verdadera heroicidad de esta historia reside en aguantar semejante canción (sin pestañear) en aquel sofá... y que no le trague a uno la tierra :P

Eliza Day dijo...

Lo del Karaoke me ha matado. Por Dios, cada uno de esos karaokes con canciones añejas deberían convertirse en lugares de peregrinación para todo amante de la espantajería y lo mamarracho. Yo estoy viendo una ruta preciosa ya.
Y bueno, puedo imaginarme que fue un poco chocante lo de la edad y el paquete familiar, pero bueno, que te quiten lo bailao' pero anda que... tu pensamiento sobre la hija... quién eres, Hank Moody? jajaja

Mr. Rific dijo...

ELIZA DAY: Una canción digna de quedar tercera en cualquier festival de la OTI de los años 80...
Lo de la edad no fue ningún problema para mi (era una chica estupenda), me temo que por desgracia fue ella quien pasó cinco minutos jodidos con aquella canción de fondo.
Lo de la hija fue inevitable pensarlo ya que en esa fiesta hay mucho mamoneo y nunca se sabe!!! :P

Melodi y su sapiencia dijo...

¡Muy buenas tardes Blogafantas!
Me ha parecido muy ingenioso tu blog, de ahí a que haya invertido un pequeño espacio de mi tiempo en echarle un vistazo, sigo sin entender de dónde sacáis esos títulos para vuestros blogs, aluciono en colores jajajaja es que simplemente con el nombrecito del blog ya dan ganas de visitarlo.
Si me lo permites y ya que estoy por aquí, me gustaría invitarte a mi blog: ¡DIARIO DE UNA CHICA POSITIVA! - si es que te gusta leer una literatura muy positiva desde mi punto de vista y mis experiencia y/o imaginación (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos, cartas), debatir sobre los acontecimientos de la vida, hacer peticiones literarias para que yo las escriba y hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog".

http://insolitadimension.blogspot.com/

Únete si lo deseas y si no pues otra vez será.
Gracias por las molestias.

Mr. Rific dijo...

MELODI Y SU SAPIENCIA: Gracias por tu amable comentario y bienvenida al blog. Espero aceptes la tradicional Fanta de recibimiento, cortesía de la casa :)
Gracias por la inversión, veo que tu blog es muy popular así que viniendo de quien viene se agradece la molestia... ¡hasta pronto! :D

Laura dijo...

Creo que no he escuchado nada o casi nada de Arjona, pero sí que debe de ser popular.
Si yo hubiera sido ella creo que ésta es la que habría pasado por mi mente...

http://www.youtube.com/watch?v=LZBPu7jJbJU

¡Feliz jueves!

Mr. Rific dijo...

LAURA: Casualmente vi en alguna parte que comparaban al tal Arjona (en una sección de parecidos razonables) con cierto futbolista portugués de los 90, Fernando Couto... ¡razón no les faltaba!:
http://www.metroflog.com/parezidos/20070928/1

En fin, mientras ella dudara entre quedarse o largarse yo me sentiría más identificado tarareando la siguiente: http://www.youtube.com/watch?v=Ul_Kotlqi3k

:D

Laura dijo...

¿Y esta?

http://www.youtube.com/watch?v=BPcuYmiXWbk

:P

Mr. Rific dijo...

LAURA: No tanto, de hecho mi labor en "ese sentido" ya parecía haber terminado... quizás con aquel jarro de agua fría musical sí que me vinieran a la mente mejor imágenes de la jungla, helicópteros, mi habitación de hotel en Saigón... el horror...
y por supuesto, otra canción:
http://www.youtube.com/watch?v=1b26BD5KjH0

Olivier dijo...

Hostia, Rific, ya no me acordaba de k eres el bajista de Coldplay... Saluda a Chris de mi parte.
En cuanto a lo de liarte con madre e hija... Te advierto k varios de mis colegas kerrian ligarse a mi madre y nunca me hizo la menor gracia... Y ya se k no es lo mismo... Tambien pienso k si J. fantaseara con tirarse a mi padre... aun me haria menos... Pero, claro, todo es cuestion de discrecion... no?
Por cierto, hay canciones k merecen ir directamente al festival de Eurovision...
;-)

Mr. Rific dijo...

OLIVIER: Uff, no me hables de eso que nuestro último disco es una mierda por culpa de Chris y estamos enfadados... :P
Lo de hacer doblete madre/hija fue algo muy bonito de imaginar pero a la postre irrealizable... y sí, si se presentase semejante ocasión ser discreto es fundamental.
Cuenta con mis respetos hacia tu madre (ha quedado bien claro que no debo acercarme a ella), en cambio sobre tu padre si finalmente triunfa tu campaña para pasarme al lado oscuro... no descarto nada!!! :D

Princesa Negra dijo...

No me defraudas nunca, que mente tan calenturienta y sucia tienes………. Me encanta!!!!!

Mr. Rific dijo...

PRINCESA NEGRA: ¡Qué se le va a hacer! Para lo que nos queda en el convento... :)

neko dijo...

Ya me estaba imaginando que sí habrías encontrado a su hija... que lástima!

Mr. Rific dijo...

NEKO: De haberlo hecho habría sido la entrada más memorable de este humilde blog. Por desgracia no hubo suerte después en la disco :)