miércoles, 21 de septiembre de 2011

"Los Fantasmas atacan al Mequetrefe"

Reaparece en el messenger una chica con la que me acosté hace tres años en un pintoresco hotel de carretera.
Dedica unas pocas frases a preguntarme qué tal me ha ido todo este tiempo... pero no tarda en ir al grano y preguntarme si estaría dispuesto a repetir otra tarde con ella, regresar al lugar del crimen.

Me pone la cam, se conserva tal cual la recuerdo, quizás lleva el pelo un poco más corto... sonríe maliciosamente mientras teclea grandes éxitos de nuestro encuentro anterior: lo estrecha que era la ducha, el suelo tan frío, las quejas (por nuestro ruido) de los fulanos de la habitación contigua, el grito que ahogué cuando se me subió la bola al final de la sesión...


Mientras tanto recibo un e-mail de otra chica protestando porque "hace siglos que no doy señales de vida"...
...los minutos pares los dedico a la conversación del messenger (contestando con evasivas pero dejándome querer) y los impares a responder el correo electrónico mintiendo acerca de lo mucho que echo de menos la ensaladilla rusa que me preparó para cenar aquel par de veces que me quedé a dormir en su casa a finales de primavera...

Suena el teléfono.
No conozco el número que sale en la pantallita, contesto... al principio me cuesta reconocer la voz femenina que al otro lado del aparato (primero suave, después colérica) se despacha a gusto poniéndome a caer de un burro... "dijiste", "hiciste", "fuiste", "dejaste"...

Aguanto el chaparrón sin rebatirlo mientras busco por la habitación mi paquete de cigarrillos... "¿No crees que exageras un poquito?", intervengo, metiendo la mano en el bolsillo interior de mi americana gris... ¡premio!
Enciendo un pitillo y la bronca telefónica cesa bruscamente, no sé si me han colgado o si he pulsado (¿accidentalmente?) el botón equivocado...


Salgo a la terraza a fumar, me apoyo en la barandilla del balcón y observo el movimiento en la piscina de abajo... ruido de zambullidas, chapoteos, voces de niños, represiones maternales... y ella.
Sentada en el borde con los pies dentro del agua, apoyándose con las manos bien hacia atrás, estirada ante el sol... bañador estampado y tocada con un sombrerito de paja, me mira sonriente en lo que el cigarrillo se consume (sin apenas probarlo) entre mis dedos...

En el hilo musical que suena a través de la megafonía del recinto emiten un viejo éxito de Sinead O'Connor.
"Debo ir hasta allí como sea", susurro... pero ella se incorpora, sale de la piscina, me dice adiós con la mano... y se va.

- - - - - - - - - -

Una amiga me envía un sms contándome que a un pariente suyo (muy cercano) le han diagnosticado una grave enfermedad, está de bajón y me pide que vaya a hacerle un poco de compañía.
Camino de su casa me detengo en el supermercado, compro media docena de pastelitos y una botella de (creo) su marca favorita de Lambrusco... pulso el botón de su piso desde el portal y su voz me da la bienvenida en lo que se abre (con no poca dificultad) la pesada puerta de la calle.

El resto es todo confusión.

Doy un par de pasos dentro y nada en ese portal (que tantas veces he cruzado) me resulta familiar, no encuentro la puerta del ascensor, se va la luz y tardo dos interminables minutos en encontrar un interruptor en el descansillo...


Cuando se enciende la luz cesa mi desorientación, pero no puedo creer lo que estoy viendo, no... ¡es imposible!.
Esa escalera, esos azulejos... ¡es idéntico al portal de la casa de mi ex-novia!

Me acerco tembloroso a la esquina donde se encuentran los buzones, busco la confirmación a mis temores entre los nombres de los vecinos, pero no me da tiempo... se abre la puerta de la calle y entra mi ex-novia cargada con un par de bolsas.
Su cara de sorpresa rivaliza con la mía.

"¡Has vuelto!", susurra, soltando las bolsas... inconscientemente comienzo a recular...
"¿Pero qué haces aquí?", insiste, acercándose, no sabría decir si con cara de pocos o muchos amigos...
...quiero contestar, decir que no lo sé, pero no me salen las palabras... me limito a retroceder...
"Ha pasado mucho tiempo Rific", continúa... mi espalda finalmente toca la pared...
"Más de año y medio", alcanzo a murmurar, reducido a una triste sombra nerviosa...
Ella me agarra la cara con las manos y me besa despacio ambas mejillas... "Oye, no..." consigo pronunciar antes de que me bese en la boca.

- - - - - - - - - -

EPÍLOGO: Por suerte o por desgracia, los sueños (por muy delirantes que sean) suelen interrumpirse (o finalizar) bruscamente.
Éste que acabo de relatar (el cual amenizó mi subconsciente en la pasada madrugada) no constituye ninguna excepción a la citada regla.



23 comentarios:

Princesa dijo...

Puf, menos mal que era un sueño porque niño, si ese ajetreo fuera real...menudo stres!!

....oye y que las das?

Besos.

Mr. Rific dijo...

PRINCESA: Por no hablar del mal rollo que debe dar tanto desplazamiento brusco a través del tiempo y del espacio...
¿Y qué les doy? En este caso particular te responderé parafraseando a Gustavo Cerati: será que "en mis sueños nunca pierdo la oportunidad"

Sonámbulo dijo...

Dado tu historial, me lo estaba tomando como la realidad, aunque se empezaban a ver cosas raras y demasiadas historias juntas. Pero a lo que iba: Me ha gustado cómo lo has narrado, estás hecho un escritor.

Xana dijo...

JAJAJAJAJA menos mal que era un sueño, bueno una pesadilla!

Mr. Rific dijo...

SONÁMBULO: La realidad supera la ficción, pero los sueños... sueños son ;)
Celebro que te haya gustado el envoltorio, que no pocas veces es más costoso que el regalo mismo.

XANA: Y eso que la víspera cené poco y nada que (a priori) pudiera revolverme el sueño... :)

fiona dijo...

Ya decía yo que tenía que ser un sueño...los tíos no sois capaces de hacer dos cosas a la vez y tú ibas a estar en el messenger, en el correo, con el teléfono y fumando a la vez...imposible! jajajaj ;)

Mr. Rific dijo...

FIONA: Hacerlas yo creo que sí. (Un voto de confianza, mujer, de hecho esta entrada la escribí mientras escuchaba la radio, merendaba un montadito y daba un poco de conversación a mi abuela)
Hacerlas bien... ¡eso es ya otra cosa! :D

Ana Pepinillo dijo...

Jajajajja estoy con fiona, estaba cantado que sería un sueño, eres un tío. Además lo de ir a comprar sin que se os encargue...

Por cierto, sueñas con muchas pero no culminas con ninguna, no pue ser...

Mr. Rific dijo...

ANA PEPINILLO: Vaya, se ve que dejé demasiadas pistas (como ese impulso de comprar, algo tan ¿eminentemente femenino?), sólo me faltó introducir el texto presentando la situación envuelta en una cortina de humo, apariciones de unicornios, etc... :P
(me gustaría decir que no se culmina porque ellas no quieren, pero seguro que Freud encontraría una explicación mejor a la cuestión)

Trivalkiria dijo...

Debe ser que esta noche tocaba soñar cosas extrañas con los ex,porque ya somos 2...Será una premonición o algún deseo del subconsciente?
Lo de ir a comprar algo sin pedirlo es un detallazo!yo que tú lo incluía en futuros encuentros.

Mr. Rific dijo...

TRIVALKIRIA: Quizás se trate de una especie de plaga...
Tomo nota de tu sugerencia, la próxima vez que se me presente la oportunidad procuraré rascarme el bolsillo (¡que no se diga que mi "yo onírico" es más rumboso que el real!)... aún así confío en que la destinataria no tenga prejuicios respecto a las "marcas blancas" :P

Doamna care plânge dijo...

wow terrible!!

Mr. Rific dijo...

DOAMNA CARE PLÂNGE: http://www.youtube.com/watch?v=aIQzmV55aTE

:D

bitelino dijo...

Da gracias de que así fuera. xD

"Ella" dijo...

Los sueños son, cuanto menos, curiosos... por cierto, mi canción para estrenar el otoño,

http://www.youtube.com/watch?v=02ZKmCQl3vw

Me gusta mas cuando esto no se llena de comentarios cargados de contenido sexual hacia ti, debe ser que este no las inspira tanto, jaja.

¡Pasa buen día!

Mr. Rific dijo...

BITELINO: Pues visto así a toro pasado... te doy la razón :)

"ELLA": ¿Tú crees que el prota de estas historias inspira sexualmente a alguien?
Oyendo esa canción te he imaginado moviendo la falda como Stevie Nicks, comme ça: http://www.youtube.com/watch?v=PLs5-QJCkoQ

¡Buena elección la tuya! Para saludar al otoño permíteme recomendarte tb una que (a mi modo de ver) expresa fenomenal el cambio de temporada: http://www.youtube.com/watch?v=8bF9X7qnWro

;)

marieta dijo...

No te quejes:
-te invitan a sexo y lujuria en un hotel
-hay alguien despechado (que es mucho mejor que indiferente)
-y tu ex novia, a fin de cuentas, te desea aún...
-Ah, y se me olvida, la Pamela Anderson de agua dulce se despacha con un saludito

En mi último sueño, el querido con querida saltaba de un trampolín a una piscina. Ya ves, ni fú ni fá

Mr. Rific dijo...

MARIETA: El primer punto tiene su aquel, no lo niego...
El segundo no te creas que es tan bueno (hubo una época en la que me daba miedo salir a la calle por culpa de ciertos "despechos" furiosos), el tercero quizás hincharía mi ego pero lo considero poco probable... y bueno, te haré caso y me conformaré con ese saludito de la "vigilante de la piscina" :P

Y lo del trampolín... ¡de soso nada! Seguro que tiene una interpretación de lo más retorcida según el manual que consultes!!!

Olivier dijo...

El asesino siempre vuelve al lugar del crimen... Extraña atraccion...
;-)
Por cierto, yo prefiero esta version de "September" (y creo k Pepinillo tb):
http://www.youtube.com/user/PomplamooseMusic#p/c/F125407272F3C1A4/5/xycnv87N_BU

ivan dijo...

Una entrada de triste actualidad en mi vida, ahora tengo un nuevo espectro del pasado... Espero no soñar mucho con él :-) ...

Tu blog sigue siendo brillante, te saludo desde el blog del maestro.

Mr. Rific dijo...

OLIVIER: Tras ver el vídeo sólo puedo decir una cosa: ¡Viva el minimalismo pop! :D

IVAN: Gracias nuevamente por tus ánimos y comentarios positivos. Siempre eres bienvenido por este rincón.
Espero que no tengas que acabar llamando a Bill Murray, Dan Aykroyd y compañía... ;)

Princesa Negra dijo...

Jajaja!!!!! a rombos me he quedado…… todo sueño?...... la situación tiene concuerda mucho con el estilo de tus relaciones con las mujeres. No me atrevo a llamar a estas relaciones ni amorosas ni sexuales por lo llenas de despropósitos que están.

Mr. Rific dijo...

PRINCESA NEGRA: Mmm, ni amorosas... ni sexuales... ¿románticas? Me temo que (en cierta manera, algunas) sí.