miércoles, 6 de abril de 2011

"PROFANACIÓN"

A finales de los 90 (y primeros "dosmiles"), durante mis años universitarios, conocí a varias alumnas de fuera que se alojaban en residencias estudiantiles de monjas (una de ellas situada frente a mi casa, qué maravilla asomarme al balcón a fumar viéndolas tomar el sol en la primavera/verano...)

Dichas residencias siempre me parecieron algo así como fortalezas inexpugnables.
En su día intenté asaltarlas pero jamás pude traspasar los límites del recibidor, lugar donde la primera de las (numerosas y omnipresentes) monjas guardianas somete al "visitante" a un férreo marcaje paralizador.

- Si ibas a ver a fulanita, la monja te invitaba a sentarte en las butacas del hall... "ahora la llamamos y baja", decía.
- Si entrabas acompañando a fulanita y ella decía (por ejemplo) a Sor Custodia que yo iba a subir un momentito con ella porque me iba a prestar unos apuntes, etc... Sor Cerrojo contestaba de eso nada, que yo debería esperar abajo, que me bajase los apuntes mientras aguardo en la conspicua butaca...


Quién me iba a decir a mí, que once años después de mi último fracaso... iba a volver a intentarlo.

Teresa se aloja en una de esas residencias y tras llegar a sus oídos el rumor de que la línea defensiva de Reverendas Madres iba a estar "en cuadro" cierta tarde (por nosequé actividad diocesana) tiene a bien llamarme y avisarme por si estoy interesado en escalar su ventana y pecar en Sagrado.
"De sobra sabes que aceptaré –contesto- aunque (por lo que recuerdo de esos sitios) imagino que por muy bien que pinte la cosa… no resultará nada fácil"

También le pregunto por qué ha pensado precisamente en mí para semejante empresa... "no se me ocurrió nadie más irreverente", responde.

- - - - - - - - - - - -

Quedo con ella a las cinco de la tarde en la Plaza, ambos somos puntuales y nada más vernos no podemos evitar reírnos por lo que estamos a punto de hacer...
"Se han puesto los hábitos de gala y se han ido a las cuatro y media, cuando bajé al recibidor no se veía ni un alma –dice- ¡malo será que justo ahora nos encontremos con alguien!"
Crucemos los dedos... (los tenemos cruzados ante el Señor)


Llegamos y la puerta principal está entreabierta... "¡perfecto!", celebra Teresa... entramos... vamos a la segunda (y definitiva) puerta metálica en cuyo vidrio se lee bien grande un cartelito que pone: "Se ruega dejar siempre esta puerta abierta"... pues bien, ¿por qué coño está cerrada?

Teresa sacude ansiosa el tirador de la puerta pero nada, no hay manera... el ruido metálico provoca que a los pocos segundos asome desde el interior la Hermana Centinela.
"¿Pero quién ha cerrado esta puerta, si supuestamente siempre debe estar abierta?", protesta de manera descarada Teresa a la monja…
Sor Vigía, cincuentona en apariencia y con acento sudamericano, contesta: "Hemos tenido aquí ahora a los críos de la catequesis, la habrá cerrado alguno de ellos al salir... cosas de niños..."

A continuación permite el paso de Teresa y a mi me invita (tal y como solía recordar de mis experiencias pretéritas) a sentarme en una de las butacas en lo que mi amiga acaba lo que haya venido a hacer a su cuarto...
...Teresa observa enrabietada desde la entrada a la zona residencial como Sor Muralla me da palique hablando del tiempo... "cosas de niños, hay que joderse".

Pero para mi sorpresa Sor Maracaibo no insiste en la charla (¿acaso me tomó por alguien inofensivo?) y apenas unos segundos después regresa al Office de la entrada dejando descuidada mi presencia en el vestíbulo... me levanto sigilosamente de la butaca y avanzo hacia el umbral del Sagrado, Teresa está oculta al fondo del pasillo (junto al ascensor), sonríe al verme y me hace gestos para que avance sin miedo (no hay monjas en la costa)... los retratos religiosos que decoran los pasillos lejos de desmotivarme disparan mi lujuria... ¿son imaginaciones mías o la sombra que proyecto en la pared de ese pasillo perfila algo parecido a unos cuernos... y un erguido rabo?


Subimos silenciosamente al quinto piso (en el ascensor ella se quita los tacones) y antes de darme cuenta nos encontramos en su habitación 510 desnudándonos a toda prisa.
"Que nos haya visto Sor Barrera fastidia mis planes de quedarnos aquí aproximadamente una horita... -dice, desabrochándose el sujetador- ...así que lo siento pero... ¡esto va a tener que ser visto y no visto!

Una imagen de la Virgen con su hijo en brazos preside el cabecero de la cama, procuro no mirarla a lo largo de los siguientes 10 minutos... nos comemos y follamos presos de una excitación añadida fruto del (sacrílego) factor cancha... ¿son imaginaciones mías o huele un poco a azufre?

- - - - - - - - - - - -

El posterior descenso a la planta baja, la posibilidad de ser pillados después de la travesura, resulta tan excitante como lo acontecido en la 510...

En el vestíbulo el silencio es total, nos asomamos (discretamente) a la vez y no hay rastro de Sor Peaje... corremos de puntillas hacia la salida, abrimos torpemente las dos puertas y seguimos por la calle manteniendo (inconscientemente) el paso ligero, sin mirar atrás...

"Iremos al infierno por esto, ¿lo sabes?", me dice Teresa, entre risas.
"Anda calla –contesto, aún con restos de azufre entre los dedos- ...te invito a un chocolate con churros..."


32 comentarios:

Cris* dijo...

Jajaja no dejas de sorprenderme xD. Lo raro es que Sor Maracaibo se olvidara de ti. Supongo que estaran perdiendo facultades xD.

Besos.

Introspectivo dijo...

A estas alturas de la película, por qué no fuisteis a tu casa? Puro vicio verdad? Escandalizarías hasta la mismisima Deloris VanCartier.

el Sr. Skywalker dijo...

¡Te vas a condenar!
Ah, que ya lo sabes, vale.
Pero ¿y ese pobre alma cándida de tu amiga Teresa?
Ah, que ella también lo sabe.
Pues entonces...
¡Todos al infiernooo!
Y mariquita el último.

Mr. Rific dijo...

CRIS*: Visto lo visto estas residencias ya no son lo que eran, y es que la disciplina en el sistema educativo (en general) se ha relajado bastante en los últimos tiempos... o quizás es algo tan simple como que las monjitas cumplen años... :)

INTROSPECTIVO: Nunca antes lo había hecho en una residencia femenina. Entre un lugar tan sugerente como ese, y casa... ¡la tentación habla por sí sola!

El Sr.SKYWALKER: Precísamente alguien como usted debería saber cuán seductor y poderoso puede llegar a ser el Reverso Tenebroso de la Fuerza :)

bitelino dijo...

jaja Qué grandes los nombres, has tenido suerte de que no apareciese una Sor Llave Inglesa en la historia, que yendo a colegio de mojas como fui unos años te aseguro que existe también.

Hala, a seguir dándole caña al danone!

Mr. Rific dijo...

BITELINO: Detrás de tanto nombre no deja de esconderse una misma clase de monja... son muchas y una sóla.
Tuve suerte que no apareciera tu Sor Llave Inglesa, pero más todavía de que no asomara en el momento crítico la legendaria Sor... ¡Presa!
:P

Ana Pepinillo dijo...

Jajajajaj sin duda, esta es la mejor de todas las entradas que he leído. Bite, me gusta Sor Llave Inglesa... y debido a mi estrechez siempre mencionada a lo mejor hasta me viene de perlas...

bitelino dijo...

jejeje muy buena esa!

Nunca sabes cuando te puede hacer falta!

Mr. Rific dijo...

ANA PEPINILLO: ¡Me alegra que le haya gustado! Aún así debo insistir en que su estrechez me parece una pose... ¿o quizás estamos ante la auténtica y genuína SOR PEPINILLO? :D

BITELINO: Se me ocurre algún otro nombre de monja de esos que nunca se sabe cuándo pueden llegar a hacer falta, pero no quiero ser llevado ante el Santo Oficio, sobre todo ahora que empieza a hacer bueno...

Ana Pepinillo dijo...

Sor pepinillo también está chulo, pero nose, veo un poco conflicto... ya sabes pepinillo, pepino... ejem. Y si quieres seguir con vida, deja de llamarme de usted. Lo paso fatal. (se nota que no me lees últimamente) :P

Mr. Rific dijo...

ANA PEPINILLO: ¡Pero qué mente más calenturienta!
En fin, como sea, retiraré ese tratamiento a cambio de mi (preciada) vida... ¡y de que dejes de hacer bandera de tu presunta estrechez!
:P

Cheester dijo...

Jajaja, me he reido bastante con los nombres de las monjas.

Al final mancillasteis en aquel lugar asi que si, ireis al infierno pero lo bien que lo pasasteis debido al morbo y todo eso no te lo quita nadie :P

El dia que vuelva a tener pareja quiero tener estos momentos de excitacion extra por ir a sitios no normales para tal fin.

Mr. Rific dijo...

CHEESTER: El puntito exótico de ciertos lugares "raros" es innegable, en cuanto vuelvas a meterte "en faena" en este blog aceptamos recomendaciones y sugerencias ;)
... y lo del infierno ya está más que asumido, desde hace tiempo :P

Ana Pepinillo dijo...

No pienso dejar de airear mi estrechez, las estrechas tenemos también derecho a gritarlo. ¡vivamos las vírgenes!

Mr. Rific dijo...

ANA PEPINILLO: ok, como prefieras, saca brillo a la pancarta pues...
Eso sí, me quedaré con tu cara por si alguna otra vez intento colarme en un sitio como ese, no sea que aparezcas y me apuntes con un crucifijo de metro y medio, recortado y con mirilla telescópica... :P

Sonámbulo dijo...

No sé cómo te lo montas, pero eres un crack. Ahí, ahí, a profanar conventos y residencias de estudiantes.

La canción no me mola. Con los Rolling me pasa una cosa rara: algunas canciones me gustan muchísimo, mientras que casi la mayoría no me dice demasiado, aunque ''técnicamente'' sea todo muy bueno.

Mr. Rific dijo...

SONÁMBULO: La canción que ilustra la entrada no es de los Stones, es sólo de Richards, de su 2º disco en solitario "Main Offender"... y sobre las profanaciones, digamos que eso les pasaría menos si no dejasen las puertas de los sarcófagos abiertas :P

Oceanchild Julia dijo...

cómo me encantaría hacerlo en un sitio así...aunque yo preferiría en una iglesia, pero eso de residencia de monjas o de curas también!! :) me pone demasié!

Mr. Rific dijo...

OCEANCHILD JULIA: Pues todo es plan de ponerse a investigar cuándo hacen jornadas de puertas abiertas en esos sitios... el resto ya es encontrar alguien dispuesto y echarle huevos ;)

Aunque lo que dices de la Iglesia suena de lujo. Yo ahí incluso dudaría dónde me pondría más... ¿en un recogidito confesionario... o en pleno altar mayor?
Uff, no sé qué pasa que vuelvo a notar cierto aroma a azufre...

Oceanchild Julia dijo...

yo me pido el altar sin duda!! con el cristo arriba! y poder decir: ooh sii dioos! xDxD claro que para eso es dificil que alguien no te vea...

Olivier dijo...

Curioso lugar de fornicacion, si... Y dificil de conseguir... La ocasion la pintan calva dicen... Esta vez llevaba toca... (o son monjas de paisano?).
;-)

Mr. Rific dijo...

OCEANCHILD JULIA: Mmm, quizás alguien lo hizo así tal y como lo describes, hace años en lugar sagrado... y por eso se le llama "el misionero" :P
Ahora las iglesias cada vez estan menos frecuentadas, podrías colarte antes de que cierren y pasar la noche más irreverente de tu vida (condenación garantizada)... eso sí, no podrás ocultarte ante "quien todo lo ve", o eso dicen... :D

OLIVIER: La que yo vi sí iba tocada, pero según me dijo Teresa las gobernantas de la residencia suelen ir habitualmente con look "catholic casual", si se me permite el anglicismo...

Laura dijo...

Jajaja. Muy buena esta entrada, Rific.
Ya tenía yo ganas de leer alguna entrada con "final feliz", que después de los problemas de las últimas...
Respecto al infierno, tú tranquilo. Juan Pablo lo quita, Matzinger lo restaura... cuando se pongan de acuerdo ya si eso te te preocupas... si es que tal cosa te quita el sueño :P
Besicos.

Mr. Rific dijo...

LAURA: ¿Final feliz? Deduzco entonces que te gusta el chocolate con churros ;)
Pues reconozco que aunque esas cuestiones teológicas de cielo/infierno no me interesan demasiado, estaría bien que se aclarasen, la verdad... más que nada para saber si me encontraré o no con cierta gentuza en otra vida.
Estaremos pendientes del boletín parroquial... :D

Laura dijo...

Por supuesto! Es que el chocolate siempre es un placer, jeje.

neko dijo...

Para cuando una historia en una iglesia? :D
La verdad es que la historia tiene lo suyo, debe dar un morbo de la ostia, que lástima perdérmelo

el Sr. Skywalker dijo...

Hola, Mr. Rific.
Pásate por mi blog a recoger un premio.
Ah, y no me des las gracias todavía; espera primero a verlo.
Un saludo.

Mr. Rific dijo...

LAURA: Tomaré en cuenta esa afición tuya (la cual comparto) y en futuras ocasiones para ti cambiaré la tradicional Fanta por un buen chocolatillo... :)

NEKO: Las iglesias hace años estaban abiertas casi todo el día, ahora apenas en horario de misa y gracias. Eso dificulta su posible profanación, pero todo sería que algún día dejasen algún ventanuco entreabierto... :P

El Sr.SKYWALKER: ¡Muchas gracias por el galardón! Con lo inmensa que es la blogosfera siempre hace ilusión que se acuerden de uno para cosas así.
Dedico el premio a los seguidores, comentaristas... y a mi mamá, que espero jamás lea nada de esto ;)

neko dijo...

por cierto y hablando de iglesias, nuestra señora de París.... sin palabras, impresionante.

Mr. Rific dijo...

NEKO: ¡No sabes cuánto me alegro de que te haya gustado!
Hoy en día ese tipo de novelas no son muy populares entre la gente joven, pero le dan mil vueltas a cuanto best-seller circula por los escaparates de las librerías "comerciales".

Cuando decidas ponerte con Alejandro Dumas podemos volver a hablar :D

neko dijo...

Pues no te lo vas a creer, pero el siguiente que había elegido era el conde de Montecristo... aunque al final le he metido por medio otra novela que me recomendaron llamada opiniones de un payaso, a la vez que lo simultaneo con barry lyndon

Mr. Rific dijo...

NEKO: ¡Vaya casualidad! Justo fuiste a dar con mi preferido de Dumas...(y uno de mis favoritos de siempre) espero que lo paladees como se merece y a ver si tb con este compartimos entusiasmo :)