domingo, 21 de abril de 2013

CARRERA DE "OBSTÁCULOS"

Hace poco curré de voluntario (ligeramente remunerado) en una carrera popular que tuvo lugar en mi ciudad.

De entre todas las tareas posibles me tocó plantarme en la penúltima curva antes de la meta, ataviado con un peto fluorescente (en cuya espalda ponía "Staff") vigilando que ningún participante se saliera del recorrido.

Pues eso: Staff, in the name of love, before you break my heart...

-    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -

Tras el reparto de petos y cometidos nos dieron media hora libre antes del comienzo de la prueba.
Hacía bastante frío así que busqué un sitio próximo a mi "curva" donde poder pasar el rato tomando una infusión o algo caliente... eran las ocho y cuarto de la mañana de un domingo, todos los locales de los alrededores estaban cerrados, tuve que dar varias vueltas hasta encontrar un bar chiquitín medio escondido en un callejón.

Aparte del camarero solo había un parroquiano desayunando, comentando en voz alta las noticias del periódico.


La verdad es que tardé en darme cuenta, el interior del bar no era exactamente igual pero cuando vi la única mesa de la esquina junto a la ventana supe que había estado allí antes... concrétamente una tarde de primavera en 2007... fue justo ahí donde me lié con Verónica en un tiempo muerto que nos tomamos (por aquel entonces) del curro.

Hacía siglos que no pensaba en ella. El caso es que mientras Fernando Alonso daba vueltas a un circuito en la pantalla de televisión del bar, yo me dediqué a hacer lo propio con mi cuchara en la humeante infusión, recordando el característico sabor de V y lo fácil que me era deslizar los dedos entre su tanga...

-    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -

Llegué con la debida antelación al punto del mapa que me habían asignado, allí un policía municipal muy simpático me explicó que para poder desviar mejor el tráfico tendrían que alterar un poco el trazado de la carrera... así que tras mover las vallas y las cintas un señor de la organización me dijo que me situara a la entrada de una plaza adyacente.
Cuando señaló con el dedo el lugar exacto no me lo podía creer.

Debía plantarme justo delante de un portal del que (pocas semanas atrás) salí una madrugada de sábado, como un ladrón... tras un encuentro espantoso con una chica de cuyo nombre (en caso de recordarlo) preferiría olvidarme.

-    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -

Poco después pasaban los esforzados atletas y yo velaba por la fluidez de su tráfico sin poder evitar (de vez en cuando) mirar de reojo al enorme portón de aquel inmueble temiendo, cada vez que éste se abría, ver asomar a "mi amiga".

Señoras emperifolladas camino de misa, hombres en chándal camino del quiosco... el viejo portón chirriaba cada dos por tres.

 
Tras el paso del último corredor empezamos a quitar los trastos y señales, fue entonces cuando moviendo una de las vallas levanté la vista y ahí estaba ella, mirándome fíjamente con las gafas de sol en la mano (¿estaría llegando a casa?), boquiabierta, con evidente fastidio por verme (¡precisamente a mi!) obstaculizar su entrada con un delirante chaleco fluorescente... saludé con la mano pero ella contestó dándose la vuelta ignorándome y entrando en el portal.

Mejor. Como diría Queen: don't staff me now... 


(Para saber más acerca del "encuentro espantoso en la casa aquella", pinche aquí)


20 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto a mí lo que me provoca es una gran curiosidad por conocer los detalles del "encuentro desastroso" de pocas semanas atrás...
a.

Mr. Rific dijo...

A: Pues si aparte de la tuya hay más peticiones al respecto, entonces acabará siendo el tema central de la próxima entrada del blog... pero advierto que será algo breve y sucio :)

Anónimo dijo...


si si; detalles! muacksssss
pijama party....

Mr. Rific dijo...

ANÓNIMO: Otro paso más hacia la aprobación de la enmienda... ¡me siento como Day Lewis haciendo de Lincoln!
Una pista: aquella noche no hubo ni pijama ni party :)

Anónimo dijo...

Apoyo la moción!!!... Vamos Rific, no te hagas de rogar!!!

Mr. Rific dijo...

ANÓNIMO: Vaya, no era mi intención pero se ve que todo dios ha quedado insatisfecho... tendré que subsanar el error!!!
Hagámoslo oficial pues:

"CONTINUARÁ..." ;)

Rita dijo...

Jajaja, me ha encantado lo de las canciones, jajajaja.
Y sí, por dior, ¡detalles detalles!

Mr. Rific dijo...

RITA: Ok, a mi no me pareció que fuera gran cosa pero por aclamación popular la próxima semana se conocerá todo el escabroso incidente... iré cavando un agujero donde esconderme para esquivar los abucheos y la lluvia de objetos.

Anónimo dijo...

Jajajaj qué harías!!!!

Amaranta.

Mr. Rific dijo...

AMARANTA: Nada condenable desde el punto de vista penal... :)

Coccinellidae. dijo...

Buffff...me suena a algo escandaloso...la dejaste a medias y pasaste de rematar! XD

Mr. Rific dijo...

COCCINELLIDAE.: ¿Y si hacemos una porra?
Hagan juego señores... :)

Torpe Mán dijo...

Hay que tener mucho cuidado con donde se hurga...

Mr. Rific dijo...

TORPE MÁN: El caso es que con tanto despiste, mi curva adquirió de repente la condición de "peligrosa"... y ni allí ni en la casa salió nadie lastimado :)

Anónimo dijo...

Pues yo creo.... q no se te levantó!!!
Pijama party...

Mr. Rific dijo...

ANÓNIMO: Queda anotado tu voto a favor de la opción/disfunción eréctil.
Alcohol hubo de por medio, ¿en cantidad suficiente para darte la razón?
To be continued... :)

Aquello noerayo dijo...

No me digas que la vomitastes encima?

Mr. Rific dijo...

AQUELLO NOERAYO: Mmm, te aproximas, pero no es exactamente eso, quizás luego cuando lo haga público no lo consideréis para tanto, o todo lo contrario... malos olores habrá, ¡eso garantizado!

Loca DeLos Libros dijo...

Yo también me muero de curiosidad por saberlo! Actualización YA! jaja

Mr. Rific dijo...

LOCA DELOS LIBROS: Gracias por el interés, espero tenerlo listo antes del finde (y no decepcionar demasiado con el relato del incidente).
Bienvenida al blog, para amenizar la espera espero que aceptes la tradicional Fanta de recibimiento, cortesía de la casa ;)