jueves, 28 de noviembre de 2013

ADULTERIO - 1 - (preliminares)

AGOSTO: A pesar de estar casada acepta quedar conmigo a primera hora de una tarde de sábado, para una caña tan rápida como clandestina.
Me cuenta sus problemas en casa, su insatisfacción, la aburridísima existencia en el pueblo donde vive, un lío que tuvo con otro tipo casado varios meses atrás... le digo todo lo que quiere oir, lo que necesita, lo que ha venido a buscar... me siento a su lado y nos abrazamos, ella se desahoga un poco y acabamos besándonos.

Cuarenta minutos después ella se pone las gafas de sol y abandona el bar sola camino del coche... yo comienzo a caminar hacia mi casa escuchando "Oceania" de Smashing Pumpkins en los cascos, a mitad de camino me compro un helado.


OCTUBRE: Nuevamente me cita en el mismo bar oscuro y apartado, son las once y media de la mañana. En nuestras conversaciones previas se ha mostrado distante pero según la veo llegar tengo un buen presentimiento, su sonrisa la delata.
Nos sentamos en el rincón más alejado del local, a salvo de ojos indiscretos.

Se repite un poco el guión de la primera cita, tras una breve charla nos arrimamos pero esta vez no opone resistencia cuando intento meterle mano.
Nos besamos con ansia y le agarro las tetas por debajo de la camiseta, también el culo... ella me frota la entrepierna por encima del pantalón, la cosa se calienta tanto que finalmente me aparta de un empujón.
"No me compliques la vida", dice.


Pregunto cuándo volveremos a vernos y si estaría dispuesta a "profundizar" más en posibles futuros encuentros. Me dice que si lo que quiero es follar lo tengo muy complicado, que ella no haría "eso" a su marido.

Nos despedimos y de camino a casa pienso en qué diferencias sustanciales habrá, moralmente hablando, entre meterle el dedo (tal y como hice media hora atrás) o acabar introduciéndole otra parte de mi anatomía... si su marido notaría demasiado la diferencia, básicamente.


NOVIEMBRE: No acabo de pillar el punto a esta chica. No sé si simplemente tiene ganas de matar el rato soñando despierta, sin quemarse... si busca recambio masculino con vistas a realizar una substitución antes de que se acabe el partido... o si está demasiado ociosa (y carente) tras comprar el enésimo cuaderno de pasatiempos "Cincuenta sudokus de Grey" en los chinos.

Mantenemos una larga conversación por el messenger, por un lado no duda en arrojar ciertas picardías pero a la vez insiste en preguntarme si salgo con otras chicas, qué hago con ellas...
No miento, le digo que de vez en cuando hago lo que puedo con alguna que se preste, pero nada serio.
De repente se indigna y me dice que eso a ella no le gusta, que necesita que el chico de turno esté completamente pendiente de ella, exclusividad, que no le va mi rollo para nada, que si me veo con ella no debo ver a otras... contesto que me parece bien que no le guste cierto libertinaje, pero que su reproche suena un poco fariseo, dadas las circunstancias, proviniendo de una mujer casada.

Corta brúscamente la conversación y tarda semanas en volver a asomar por el messenger. Curiosamente el día que lo hace, ya en diciembre, actúa como si todo le diera lo mismo e insiste en quedar: "tengo que ir a la ciudad a mirar unos cursillos por la tarde, así que si te apetece tomamos unas cañas"

-    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -

DICIEMBRE: Hace un frío que pela. Entramos en una cervecería y según vamos a pedir el camarero se toma la libertad de recomendarnos una marca nueva que ha recibido. Yo rechazo la oferta pero ella se deja llevar.
Nos sentamos en una esquina y tras el primer sorbo casi escupe al suelo... "¡vaya puta mierda!", exclama... "empezamos bien", pienso.

No tardo en arrimarme pero me para los pies, recupera el tema de nuestra última charla, insiste en preguntarme acerca de la última vez que he follado y con quién. Digo que llevo casi un par de meses a dos velas, no se lo cree... hace bien, apenas han pasado tres días desde mi último descenso al garaje con una chica, pero bueno, si no contamos eso la verdad es que llevaba casi un par de meses a dos velas, o quizás uno.

Nuevamente dicta sentencia, me declara culpable de "llevar un rollo que a ella no le va para nada"... lejos de hacer propósito de enmienda y jurarle amor eterno agarro su mano, insiste en que "me caes de puta madre pero somos muy distintos" así que lógicamente beso su cuello... "ya me estás liando, no empieces, que ya sabes que luego te quedas con ganas de más", susurra...

"Hacemos una cosa -contesto- ya que has venido relájate, disfruta... y a cambio te puedes tomar mi Mahou y yo beberé esa basura que te han puesto..."

-    -    -    -    -    -    -    -    -    -    -

La profecía se cumple, efectivamente me quedo con ganas de más.
El magreo en la esquina del bar es brutal, de esos que casi pierdes el sentido y la noción del tiempo. Pero tras mirar demasiadas veces el reloj (y el móvil, teme constantemente una llamada de su marido) da por concluida la cita: se coloca el vestido, baja al WC para recomponer su maquillaje y nos despedimos furtivamente.
Ya en la calle, ella tuerce a la derecha camino de la estación de trenes, yo me dirijo a la izquierda y de repente caigo en la cuenta de que han colgado los adornos navideños en las calles.

"Con el madrileño aquel con el que se lió en marzo me dijo que sí había follado... ¿por qué conmigo no?", pienso, formulando un lujurioso deseo bajo una de esas estrellas luminosas patrocinadas por El Corte Inglés...


-CONTINUARÁ-      (Pinche AQUÍ para leer la segunda parte)


34 comentarios:

MOANA dijo...

Yo no doy crédito de verdad. La pava que le pone los cuernos a su marido follando con uno y sobándose con otros, tiene el descaro de exigirte a ti fidelidad absoluta y encima actuar como una auténtica calienta pollas de tres pares de narices. Lo de permitir que la magrees por entero y luego que te diga que no puede hacerle eso a su marido cuando se trata de coito con polla pero no con dedo, yo te juro que no se cómo aguantas tanta monserga sin que te salgan carcajadas bestiales chico. Tienes que ser el mejor jugador de poker del mundo.

Ay por Diossss lo que tienes que aguantar por echar un polvo cielo!!

Mr. Rific dijo...

MOANA: Ah, ¿entonces das por hecho que acabaré follando con ella? :)
Uff, esa chica tenía un gran concepto de sí misma y supongo que bastantes tipos habrán aceptado sus normas sin rechistar... la ley del embudo sexual.
Pues no sé jugar al póker, intentaron enseñarme hace años pero sólo jugué aquel día y desde entonces nada de nada. Prefiero el mus pero ya sabes lo que se dice, "jugador de chica..." ;)

La Maripili dijo...

"perdedor de mus" pero no estoy de acuerdo. Te pueden reventar tanto un par de cerdos como un par de pitos! jejejeje

OOOOOhhhh me encantan estas historias de hipocresía. Los comentaristas se sorprenden pero a mi me parecen tan cercanos....

Es cierto, ¿por qué se tiró al madrileño y a ti no? espero a ver qué nos cuentas tú y luego te daré mi opinión.

Mr. Rific dijo...

LA MARIPILI: Pues hace que no pillo tres ases que ni me acuerdo... ¡órdago a grande, con escopeta y perro!

La hipocresía está a la orden del día cuando se trata de relaciones supuestamente "liberales", todo dios quiere jugar pero pocos hacen buen uso de las verdaderas normas.

En fin, con el madrileño por lo visto tuvo una especie de flechazo instantáneo y eran almas gemelas... además él estaba también casado, con dos hijas... su mismo caso, empatía total.
Yo en cambio solo pasaba por ahí... en fin, chorradas!!! :P

Adriano dijo...

Huye de las místicas jajajaja

Mr. Rific dijo...

ADRIANO: Místicas Nevermore!!!

Enol dijo...

Das por hecho que se tiró al madrileño solo porque te lo dijo ella. Igual solo era parte del juego.

Mr. Rific dijo...

ENOL: Bueno, pruebas irrefutables de aquello no tengo, evidentemente, pero me dijo que pasó un par de noches con él en un hotel de un pueblo... si tampoco se lo tiró estaríamos ante un caso digno de ser estudiado por la ciencia :)

Pio dijo...

Ostris! y yo que me creía una tia rara, veo que no XD.

Hay que tener moral y mucho morro, cada uno/a hace lo que quiere con su vida de pie y la sexual, pero pedirte celibato cuando ella está casada y con rolletes es de risa. Se aburre en casa y cada cierto tiempo el magreo no le viene mal, vamos que supongo que no follo al final contigo o pienso que la dejaste con las ganas para fastidiar jajaj
Porque te lo debes pasar pipa porque sino que ganas de que te mareen.

Anónimo dijo...

Pobrecilla! Las ganas que tiene y por prejuicios, no se tira a la piscina.
A mi me da pena, seguro que le importa una M que le seas fiel. Si su marido se la follase como Dios manda no andaría así.
Apiádate de ella y échale un buen polvo.
Sinceramente, si su marido no le da caña que necesita creo que tiene todo el derecho del mundo.
Lo que no entiendo es que pillando un chollo como tú, que no le va a complicar la vida, no te haya dejado ya que la dejes sin aliento y con las piernas temblando.
Mucho marido flojo!!!!
Blanch

Mr. Rific dijo...

PIO: Lo bueno de mi relación con esa chica es que hablábamos por Internet muy de ciento en viento, nos veíamos de media una vez cada tres meses... realmente no había mareo de ninguna clase.
Queda anotado tu pronóstico para la porra, ¡hagan juego! :)

BLANCH: Estoy por pedirte los datos para pasárselos a esta chica y que la convenzas de las ventajas que obtiene quedando conmigo "con final feliz" :P
Su marido, según ella, tiene uno de esos trabajos de horario esclavo y apenas está en casa. Como excusa me parece pobre, quizás los tiros vayan más por lo que comentas, que ese rato que pasen juntos (por muy breve que sea) esté carente de "caña".
¡Buen sabadete!

Aquello noerayo dijo...

Me parece que solo la interesa jugar, aunque esto sea peligroso

Mr. Rific dijo...

AQUELLO NOERAYO: Y tanto que sí, desde el principio tuve claro que detrás de sus "ganas de quedar" lo que imperaba no era el abandono, la melancolía, altercados conyugales... no, era el aburrimiento.
Y normalmente, cuando uno se aburre, afloran las ideas más inapropiadas y chapuceras. Peligroso sin duda :)

maruxaina89 dijo...

Cierto...¡ya no se de qué nos sorprendemos!

De todas formas diré que, además de su enorme hipocresía, me sorprende más si cabe su autocontrol...¿o es que la tía esa es de piedra? ¿será que te usaba para encenderla y luego tirarse a su marido, el cual no sabría hacerlo?

Espero, cotilla de mí, la siguiente entrega. Aunque apuesto a que al final triunfas. "Todo arde si le aplicas la chispa adecuada". XD

Mr. Rific dijo...

MARUXAINA89: Yo creo que esa chica era así con 16 años, con 19, con 24, etc... y a estas alturas de la película no va a cambiar.
Vieja escuela, magreo salvaje y para casa, mientras no folles no tienes demasiado de lo que avergonzarte/arrepentirte, etc

La chispa adecuada eh, parafraseando al mismo cantante será mejor "que tenga suertecita" :P
Anotado tu voto en la porra!!!

sistersoul dijo...

la fidelidad infiel y sus maneras de ser interpretada...da para un libro...
el caso ya que lo haces, hazlo bien!un magreo y para casa!?danos el mail que en 24 horas la tienes abierta de piernas ;-)

Mr. Rific dijo...

SISTERSOUL: ¡Bienvenida al blog!
Me parece que confiáis demasiado en la humilde capacidad de persuasión de este blog... pero el desenlace resolverá todas las dudas :)
Espero que aceptes la tradicional Fanta de recibimiento, cortesía de la casa.

Enol dijo...

Apúntame del lado de los que hayan dicho que la tía no perderá su bien ganada fama de calentorra, y que te dejará con las ganas.

Mr. Rific dijo...

ENOL: ¡Anotado! Si acaso creciera la "expectación" plantearé a la oficina de producción del blog la posibilidad de sortear una cesta navideña :P

MOANA dijo...

A mi me da que al final cae... Tanto va el cántaro a la fuente... Ahora que también me da que como amante, al final deja bastante que desear. Ojalá me equivoque en ésto último, no por ella desde luego, sino por recompensar tu santísima paciencia.

Mr. Rific dijo...

MOANA: Insisto en que en el caso de esta chica mi paciencia fue relativa, nuestro contacto fue muy esporádico y apenas quedamos seis ratos (como mucho) a lo largo de un año... era una puerta entreabierta hacia algo extraño, jamás algo que estuviera realmente presente o se pudiera tomar en serio. En otras palabras: carne de blog :)

Akatowari Chan dijo...

Hola, algo tarde pero opino, se me cruzaron ciertos asuntos, ops, no se de que lado ponerme, es decir sí pasara algo con ella o no. Así que me espero al final. De risa, pero hay muchos que piden fidelidad pero no están dispuestos a darla, pero ella esta casada, no puede pedirla!!!! No se si sera considerado infidelidad lo que hicieron, pero yo pondría en duda que haya tenido que ver con el otro casado, dos noches fuera de casa? Bajo que pretexto? Si cuando estuvo contigo estuvo pendiente del celular. Será que necesitaba mimos?

Mr. Rific dijo...

AKATOWARI CHAN: Es de un pueblo y tiene a muchas amigas viviendo en la ciudad, creo que en aquellas noches adúlteras puso de excusa venir de visita a alguna de ellas... no es un plan tan descabellado.
Las mañanas que decía que iba de compras pero realmente se daba el lote conmigo quizás parezcan más disimulables pero no sé, quizás aquellas noches también follase con el casado sin dejar de mirar de reojo el móvil, ¡el caso es hacerlo mal! :P

Me, Myself and I dijo...

Que mujer mas complicá y eso que yo lo soy pero pedirte exclusividad cuando ella......Es que me pone de malas!! :\

Mr. Rific dijo...

ME, MYSELF AND I: Quizás ni ella misma sepa lo que quiere, ni sea consciente de lo que pide, o lo que necesita... pero sí, desde un punto de vista objetivo suena bastante hipócrita.

Anónimo dijo...

Y si lo publicaste en noviembre ¿cómo hablas de lo que pasa en diciembre? ¿tienes una máquina del tiempo?

Mr. Rific dijo...

ANÓNIMO: No hace falta echar mano del Delorean :)
La explicación es sencilla: cada cita transcurre en los meses indicados, simplemente que no he puesto en qué año. La historia no es del todo reciente, aunque tampoco demasiado lejana...

Me, Myself and I dijo...

Hipocrita pero sobretodo egoísta...

Mr. Rific dijo...

ME, MYSELF AND I: Bueno, yo en esa relación en particular también iba descaradamente a lo mío asi que no soy quien para hablar de egoismo... pero por lo menos lo reconozco.

Me, Myself and I dijo...

Esa es la GRAN diferencia...Si cada cual va a lo suyo pero lo saben, no pasa nada, es mutuo acuerdo, pero es que esta mujer es insufrible!!

Mr. Rific dijo...

ME, MYSELF AND I: Probablemente busque crear excusas en su mente para justificar ciertas acciones... aunque al final tan solo añada más confusión al embrollo!!!

ivan dijo...

Riffic,

La información es poder, el que da información sobre sí otorga poder al contrario, de ahí que no demos toda la información posible en el primer sargueo.

Debido a imposiciones sociales, una mente infiel necesita justificar y justificarse porqué lo es. En situaciones así solo hay que esperar.

Un abrazo

Mr. Rific dijo...

IVAN: Pues sí, ante semejantes cambios de humor, de intención, días en los que se sentirá más o menos animada a "pecar"... lo mejor es esperar sin más a que llegue el día en que le dé igual todo y decida quedar con todas las consecuencias, preocuparse por algo que no sea eso es una absoluta pérdida de tiempo.
¡Buen puente!

Ari dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.