martes, 16 de octubre de 2012

"TATUAJE"

Quedé con mi amiga Cristina en una ciudad neutral para asistir juntos a un concierto... los hoteles o estaban llenos o pedían un ojo de la cara así que nos vino Dios a ver cuando nos prestaron las llaves de un piso de estudiantes vacío durante aquel verano.

La casa no tenía apenas mobiliario, había tres dormitorios enanos con sendas camas individuales ocupadas sólamente por sus colchones... pero los grifos y la cocina funcionaban bien.


Cristina propuso ser prácticos a la hora de distribuirnos, ¿para qué dormir incómodos?... ella se adjudicó un camastro, yo otro y el restante se usaría exclusivamente para follar.
La ducha la compartiríamos.

- - - - - - - - - - - - - - - - -

Saliendo de la primera de esas duchas juntos fuimos (aún empapados) al camastro común y echamos un polvo de lo más ruidoso e incómodo... se nos clavaron varios hierros y el catre crujía como si estuviera a punto de desmoronarse.

Cristina volvió a ser práctica y quitó el colchón del destartalado somier, lo extendió en el suelo del salón y allí tumbados (sin tanta distracción) disputamos el segundo asalto de la velada.

 - - - - - - - - - - - - - - - - -

La mañana del día siguiente bajé a comprar cigarrillos y una barra de pan. Ya de vuelta, en el descansillo de nuestra puerta me crucé con un par de operarios que estaban cambiando los números y letreros que señalizaban cada piso y escalera.
"Hola buenas qué tal", metí la llave en la cerradura y una vez dentro descubrí que Cristina me esperaba desnuda sobre el único mueble que poblaba el minúsculo salón: un viejo tresillo marrón de "escay".


Me quité la ropa y me tumbé junto a ella, se puso encima y comenzó a montarme. De fondo oíamos los martillazos que los operarios daban en las paredes colocando sus números y letras... hasta que Cristina empezó a gemir ruidósamente y de repente los golpes de martillo cesaron.

No sé por qué, pero imaginar a los fulanos de fuera acercando la oreja a nuestra puerta me incomodó un poco... sin embargo a Cristina debió de ponerle aún más cachonda.

Tanto empeño puso en la maniobra que aparte de los gritos (cada vez más estridentes) acabó pelándose la cara exterior de la rodilla de tanto rozarla contra el tosco material del tresillo, causándole una leve quemadura que no pararía de molestarla durante el resto del fin de semana.

 - - - - - - - - - - - - - - - - -

Volvimos a vernos catorce meses después y nuevamente acabamos en la cama. Vistiéndonos para volver a salir a la calle, mientras ella se ponía las medias me fijé en una marca de su pierna derecha...

"¿Es eso lo que creo que es?", pregunté...
"¡Sí! -contestó entre risas- no me habré tatuado tu nombre pero vamos, para lo que es el caso... cada vez que veo la puta cicatriz del sillón me acuerdo de ti"


22 comentarios:

Laura dijo...

Jajajaja.
¡Se podría decir que dejas huella!
(Aunque de esa tuviera la culpa el sofá y no tú :P)
Feliz semana :)

Celia dijo...

Jejeje, menudo recuerdo no esta mal.
Me has recordado lo que yo llamo mis olimpiadas del sexo. No porque fuera varios dias de no parar si no porque en una ocasión en un hotel estabamos mi chico y yo tonteando en la ducha y escuchamos que en la habitación de al lado dos alemanes hacían lo mismo.
Y casi casi acabamos en la cama a la vez y los gemidos y exclamaciones eran casi en stereo pero en dos idiomas, parecía que competíamos y creo que los 4 nos reímos mucho con aquella chorrada.
Besos

chatnoir dijo...

Menudo souvenir! jajajajaja

Besos.

NIKITA dijo...

Juaaaaaaaaaaaassssss!! Pobrecita... tendrá un recuerdo para siempre de ese fin de semana! Hablando de polvos ruidosos...mis vecinos los fines de semana al mediodía lo hacen siempre... tanto empujan el cabecero de la cama, que un día llegarán a mi salón!

Mr. Rific dijo...

LAURA: Una huella quizás, pero menor. Como decía Leonard Cohen: "True love leaves no traces" :)

http://www.youtube.com/watch?v=Y7mZ-lDs3jY

CELIA: No están mal esas competiciones eh, mejor es eso a que empiecen a dar golpes en tu pared para protestar por el ruido... o llamen a recepción.
Si no puedes vencerlos, ¡únete! ;)

CHATNOIR: Y bien llamativo, con los meses se había difuminado un poco la marca ¡pero seguía notándose un montón!
A día de hoy (hace mucho que no tengo noticias de ella) no sé cómo lo tendrá...

NIKITA: Las paredes son de papel, mi vecina de arriba (que es bastante cotilla) pone unas caras que no veas cuando coincidimos en el ascensor o portal durante las épocas que me quedo sólo en casa... pero insisto, con paredes de mejor material esa Inquisición no triunfaría :D

Anónimo dijo...

A una amiga le pasó exactamente igual, pero la quemadura se la provocó una alfombra en vez de un sillón.

Amaranta.

La Maripili dijo...

jejejeje las quemaduras en los codos también son muy incómodas.
Lo último ha sido la vecina de arriba zapateando para acallar los ruidos de mi cama

Mr. Rific dijo...

AMARANTA: Al final la Organizción Mundial de la Salud acabará recomendando el uso de casco, coderas y chaleco reflectante para ciertas situaciones sexuales... :P

LA MARIPILI: Para la próxima vez que te metas en faena pon a todo trapo los grandes éxitos de Gipsy Kings y que por lo menos se lo pase bien la mujer taconeando ;)

La Maripili dijo...

calla! que luego enseguida me critican por tirar de topicazos en mi blog! si la gente supiera o viera donde vivo...

Mr. Rific dijo...

LA MARIPILI: Pues pon el "Abba Gold" o los grandes éxitos de Technotronic, para no herir sensibilidades locales... :)

Eva dijo...

A mí lo de la quemadura me pasó con unas sábanas de hotel. Eso no era algodón egipcio xD Si me llego a meter en el sofá ese tuyo la herida hubiera alcanzado hueso, jaja.

Asociación de ideas absurdo-avergonzante: durante unos cuantos meses viví encima de una chica con síndrome de Touret, que ponía obsesivamente un disco con canciones varias de Madonna y Abba entre otros. Lo mismo es que así evitaba que le hiciera un taconeado sobre el techo :P

Mr. Rific dijo...

EVA: Fue un momento algo gore, sus gritos, le herida, el olor a quemado procedente de esa zona del sofá... :P

Pues recuerdo que a la mañana siguiente en ese piso amanecí oyendo un CD entero de grandes éxitos de Sergio Dalma que una vecina puso a todo trapo en su cocina dejando la ventana bien abierta.
Para el "taconeo" yo prefiero la selección musical que hacía tu vecina ;)

Aliena dijo...

Mira que era incómodo el escay...y en verano? cómo se sudaba!!!...pero...¿escay? de qué época estamos hablando??? porque sofá de escay hubo en nuestra casa de veraneo cuando yo era pequeña... esto hace tiempo que ya no se lleva no? pensaba que éramos más o menos de la misma quinta :O


Besos!

Mr. Rific dijo...

ALIENA: Esta historia sucedió hace un par de años, era un piso de estudiantes en una capital gallega que durante el verano lo tenían semiabandonado y entre las pocas cosas que había en el salón se encontraba el famoso sofá... vetusto donde los haya.
Creo que aclarado este punto seguimos siendo de la misma quinta... ¡o quizás no! :P

Key Hunters dijo...

Jajajajaja mucho mejor que un tatuaje, dónde va a parar...

Mr. Rific dijo...

KEY HUNTERS: Puestos a elegir, yo también prefiero ese tipo de marcas a las de tinta :)

(Te doy la bienvenida al blog, espero que aceptes la tradicional Fanta de recibimiento cortesia de la casa)

Aquello noerayo dijo...

Ya puedes decir que a alguien le has dejado huella.
Ahhhh que grande los sofás de sky

http://yderepentesonounbang.blogspot.com.es/

Mr. Rific dijo...

AQUELLO NOERAYO: De todos modos hasta que alguna chica no se tatúe "Rific" en la nalga, con letras góticas, no me detendré... :P

Princesa Negra dijo...

jajaja!!!!!! de ti y de los operarios........

Eliza Day dijo...

Ésas son las buenas cicatrices jajaja Yo tengo una de ésas en la mano izquierda xD

Princesa dijo...

A mí me gustan las marcas....de hecho el no haberlas implica que el polvo ha sido sosito. Mordiscos, golpes, jajajaja hasta sangre en los labios...
En fin querido, si no necesitas un bastón para incorparte después del polvo, es que no ha sido para tanto.

Mr. Rific dijo...

PRINCESA NEGRA: Hasta que ella no dejó de chillar no reanudaron los martillazos... me los imagino echándose un cigarrito mientras tanto :P

ELIZA DAY: ¿Y con qué te rozaste/golpeaste? Viendo que esto es más común de lo que parece habrá que tener ojo por si se sale con alguien celoso... como te pregunten de qué es tal o cual marca mejor decir que te caiste de la bici o fue jugando al tenis :P

PRINCESA: ¡No exageres! Los polvos en plan salvaje molan pero la variedad "indolora" también puede dejar un increíble sabor de boca.
A mi al menos la visión de sangre me cortaría el rollo... :)