jueves, 7 de octubre de 2010

FETICHE

Aquel mediodía de finales de verano él se encontraba en la parada de siempre, esperando la llegada del autobús, rebuscando (entre la calderilla que reventaba su bolsillo) los céntimos justos que costaba el billete.
Un par de monedas se le cayeron al suelo y tuvo que avanzar algunos pasos para recoger la última... fue entonces cuando los descubrió.

Detrás de la marquesina transparente de la parada estaba sentada en la barra una chica bastante joven, máximo diecisiete años, le colgaban las piernas sin tocar el suelo... y a sus pies quedó situada la más pequeña moneda de cinco céntimos.

Tenía un pie descalzo balanceándolo por los aires (su correspondiente calzado reposaba en el suelo) acariciando suavemente el empeine del otro, el cual sujetaba frágilmente una francesita que ya apenas colgaba inestable, prendida tan sólo por uno de sus dedos.
Cuando él se agachó a recoger la moneda ella, embelesada con el sonido atronador procedente de sus cascos, ni siquiera reparó en el muchacho, ni en la manera en que aquel desconocido le miraba fijamente los pies, los más bonitos que jamás había visto en su vida.
Contemplándolos, se quedó sin aliento.

Cinco minutos después cada uno estaría en un autobús distinto y él "olvidaría" lo sucedido, concentrándose en la lectura de aquel libro tan plomizo que le habían (equivocadamente) recomendado.


Sin embargo la noche siguiente, en un parque de las afueras, mientras se follaba por detrás a aquella chica que le había estado haciendo un férreo marcaje en el "Bar de Adolfo"... le volvió todo de repente, como una revelación.
Su amante estaba prácticamente abrazada a aquel árbol medio seco y amordazaba sus gemidos tapándose la boca con el antebrazo... él estaba bastante empalmado, pero demasiado borracho para correrse.
Eso... y que ella no le ponía lo suficiente. Un polvo extraño que no se dirigía a ninguna parte.

Fue entonces cuando recordó los pies perfectos de la chica de la parada, ocuparon por completo su pensamiento mientras embestía duro aquel trasero... recordó centímetro a centímetro el sensual recorrido que hicieron mientras él se inclinó junto a ellos, su más humilde servidor, su esclavo...

Las piernas le temblaron mientras se corrió, abundantemente. Le costó recordar la última vez que había gozado tanto, con tan poco.



27 comentarios:

Vir dijo...

Me recuerda a los chinos, para ellos lo más erótico es un pie de loto, por lo que las mujeres no se dejan crecer el pie (costumbre que por suerte se está abandonando). Por eso las chinas de las películas andan con pasitos tan cortos, tienen el pie completamente atrofiado.
En tu caso era un pie normal, si ves uno de loto se te baja la libido rápido, un beso :*

Sra. Berberecha dijo...

Personalmente sí veo eróticos los pies de mujer, aunque no demasiado sexuales. Aún así me ha gustado esta entrada porque demuestra una vez más que la imaginación es muy excitante y que a veces se eyacula desde el cerebro.

Mr. Rific dijo...

VIR: Esa costumbre china siempre me pareció una salvajada. El caso es que a pesar de todo, lo que comentas demuestra que cada cultura tiene sus fetiches sexuales... lo que yo he escrito a su vez prueba que de vez en cuando las perversiones ajenas se importan, jeje
¡Pero sin atrofias!

Sra.BERBERECHA: A veces pienso que el cerebro es el órgano sexual más potente... a veces.

Besos y ¡feliz viernes!

charradetas dijo...

Todos tenemos nuestros fetiches (el que no lo tenga que levante la mano).

El mio no son los pies, ya que es muy difícil ver unos pies bonitos. Eso si los que lo son los aprecio mucho.

neko dijo...

Lo de las chinas con los pies era una auténtica salvajada, pero creo que actualmente sigue siendo un elemento erótico muy importante para ellos.

Rific, yo si creo que el cerebro es el órgano sexual mas importante, o debería serlo al menos. Supongo que dependerá de la persona, como en todo.

No sé por qué, pero esta entrada me ha parecido muy distinta a la que nos tienes acostumbrados

Mr. Rific dijo...

CHARRADETAS: No seré yo quien levante la mano... y bueno, en el "Hard Rock Café" es donde yo suelo encontrar más fetiches de mi gusto :D

NEKO: Bueno, sí que es diferente, supongo que trato de evitar (en cierta manera) repetirme en exceso.
Espero que a pesar del relativo cambio de registro, los "seguidores" no salgan despavoridos

La niña mala dijo...

Lo que mola de los fetiches es que cada cual tiene los suyos. Ni siquiera nosotros mismos sabemos bien qué imágen nos puede volver locos en un momento dado...y a mí eso, me fascina.

panterablanca dijo...

Estupendo relato erótico. Los pies, esa sensible y casi siempre olvidada parte de nuestra anatomía.
Besos selváticos.

Raúl dijo...

Nunca he entendido esto de los piés. Otras cosas puedo entenderlas, pero ésta no, es curioso. El relato ha estado bien, es la primera vez que leo un relato tuyo, aunque ahora que lo pienso no, porque contar tus propias historias reales también es a su modo escribir relatos, por supuesto.

Vaya vídeo tienen montado ahí los Depeche Mode, a tamaño gigante jeje

neko dijo...

Buah no creo que asustes a tus seguidores, tu tranquilo por eso!

Mr. Rific dijo...

NIÑA MALA: Eso es, es curioso en lo que podemos reparar de manera hipnótica y las pequeñas cosas que a veces pueden llegar a obsesionar... es algo más fuerte que uno mismo

PANTERABLANCA: Ahora con el frio vuelven a su guarida... ahora toca sacar a relucir los fetiches invernales :P

RAUL: Relatos, realidad... la diferencia es (a veces) apenas perceptible ;)
La proyección del video la sacaban en sus conciertos de la gira del año pasado, cuando los vi y apareció aquello en la pantalla gigante todos los aistentes empezamos a mirarnos boquiabiertos... un momentazo

NEKO: Jeje, gracias por el voto de confianza, seguiremos desvariando desde este blog según vayan soplándonos los vientos

Espero que hayais pasado todos un buen finde, ¡y buen puente para quien lo tenga!

elenaazcarate dijo...

Me parece una de las partes más feas del cuerpo. Yo no soporto que me los toquen. Una vez, ligando por internet, me pidieron una foto de los pies en vez de la cara!! No quedé con él, claro.

Mr. Rific dijo...

ELENAZCARATE: Uf, ¿una foto? Ese sí que era un auténtico fetichista... sé de muchos que tb tienen repelús a esa parte y no soportan el contacto.
¡Qué extraña la mente humana! Y qué lástima que os fuerais a juntar en internet dos personas de gustos opuestos... :P

Nuda Veritas dijo...

Yo tampoco soporto que me los toquen, como mucho dejo que alguien me los caliente cuando los tengo fríos. (sí, es puro interés, lo sé....ajjjj!)

Cada uno tiene sus partes fetiche....las mías son un poco dispares con el sexo opuesto.

Y Rific a quién buen árbol se arrima...ya sabes....! ;-)

Besitos,

Nuda

panterablanca dijo...

¿Estás bien?
Besos felinos.

Elena dijo...

Los caminos de la imaginación son inescrutables. Y las fantasías, imprescindibles.

neko dijo...

No me digas que estás otra vez de vacaciones!! :P

Hares dijo...

Rific!! Dónde andas metido? Te hemos extrañado mucho!!!!

Xana dijo...

De jovencita , tenia una amiga que le daban tanto ascolos pies quela llamabamosla señorita "la peu" y jugabamos a perseguirla tocando los pies.
Yo me fijo mogollon eenlospiesde las personas me parece que revelan muchas cosas de su dueño/a
un beset

Mr. Rific dijo...

Volveré en breve. Disculpen las molestias, y la tardanza...

El camión de reparto de fantas está en camino :)

Spike dijo...

Buen relato, sí. Yo también pienso que el cerebro es muy importante, porque al fin y al cabo es el que procesa toda la información que recibes por tus ojos, por el olfato, el tacto... y el que te hace como aquel que dice encenderte.. Al igual que aunque tengas lo mejorcito delante hay situaciones en el que tu cerebro se bloquea, por intimidación o lo que sea y de nada sirve lo demás.

Un saludo!

Mr. Rific dijo...

SPIKE: Así es, puedes tener delante algo incuestionablemente sexy pero al final lo que te acaba encendiendo es el pensamiento más inesperado... o extraño.
Había una peli bastante buena que hacía apología de algo relativo a esto: "Hay que follarse las mentes", decía.

Spike dijo...

Eso mismo que dices de follarse las mentes, si no me equivoco también lo dice en un capítulo Barney (Como conocí a vuestra madre) ya te hable en una ocasión de él y la serie :P

Ayer escribí una entrada muy a lo blogafantas xD

Un saludo!

Princesa Negra dijo...

Ummmmmm!!! Muy, muy buena narración

Mr. Rific dijo...

SPIKE: Sigo sin ver esa serie, pero reconozco que tiene buena pinta. De momento hasta que no acabe la última temporada de LOS TUDOR vivo centrado en las conspiraciones palaciegas...

PRINCESA NEGRA: :)

luchadora dijo...

y eso pensando en tal sólo unos píes... anda que si llegas a ponerte a recordar algo más, a la del árbol la dejas completamente extasiada

un saludo.

Mr. Rific dijo...

LUCHADORA: Muchas cosas cotidianas son más sexuales de lo que parecen... y por lo visto a veces las carga el diablo ;)